Mejora tu forma de estudiar con estas técnicas y consejos

Mejora tu forma de estudiar con estos consejos

Para mejorar tu rendimiento académico y adaptarte al grado de exigencia de una universidad, debes encontrar las técnicas para estudiar adecuadas para ti. Estas herramientas están diseñadas para facilitar los procesos de aprendizaje. En este post, compartimos contigo las técnicas más efectivas y los mejores consejos para que aproveches todo tu potencial en los estudios.

¿Qué son las técnicas para estudiar?

Las técnicas para estudiar, o técnicas de estudio, son todas aquellas metodologías y herramientas didácticas que favorecen el aprendizaje. Como cada persona aprende de forma diferente, las técnicas varían mucho y se pueden adaptar a las necesidades de cada estudiante.

Uno de los requisitos indispensables para que las técnicas de estudio sean exitosas, es la participación activa. Es decir, el estudiante debe ser consciente de se rendimiento académico y sus dificultades al momentos de estudiar, para que sea capaz de probar distintas metodologías y encontrar las que más le ayuden.

Técnicas para estudiar y memorizar

Algunas materias le exigen al estudiante que recuerde grandes piezas de información, por ejemplo, dentro de las carreras de la salud. Si eres una persona con dificultades para memorizar antes de un examen o exposición, te compartimos consejos sencillos para mejorar tu memoria:

  • Aléjate de las distracciones mientras estudias. Puedes alternar entre asignaturas, pero procura concentrarte tanto como puedas en cada una de ellas.
  • Agrupa y clasifica la información que debes estudiar. Con ayuda de fichas, esquemas o resúmenes, organiza el material de estudio en categorías según los temas, de esa forma tu memoria es más efectiva.
  • Memoriza en pequeñas cantidades. Comienza por conceptos cortos, y continúa ampliando la información a medida que recuerdas más y más.
  • Toma tiempo para descansar. Mientras duermes tu cerebro se encarga de procesar la información de tu memoria de corto plazo, y pasa a almacenarla en la memoria de largo plazo.
  • Mantente activo. Practicar algún deporte, caminar o correr todos los días, andar en bicicleta y otras actividades físicas favorecen la circulación sanguínea en el cerebro y estimulan las áreas cerebrales relacionadas con la memoria.

Presta atención a estas técnicas para estudiar y memorizar realmente útiles:

Mnemotecnia

La mnemotecnia es una técnica para memorizar basada en la asociación de ideas o conceptos. Básicamente, el estudiante utiliza recuerdos ya establecidos para recordar nueva información más compleja. Por ejemplo, se puede tomar una rima de palabras para memorizar una lista de términos técnicos. Existen varios métodos de mnemotecnia:

Técnica del relato-imagen. Es ideal para memorizar listas largas de palabras. Para ello, desde tomar todas las palabras e ir creando una historia improvisada con ellas. No importa que no tenga sentido, mientras más extraña será más sencillo de recordar. Escribe el relato en una hoja de papel, y subraya las palabras en cuestión. Después, léela repetidas veces.

Técnica de lugar. Consiste en tomar el recuerdo de un recorrido que conoces muy bien, y asociarlo con los conceptos que deseas recordar. Entonces, imagina el camino desde tu casa hasta la universidad. A cada lugar destacado (parques, tiendas, restaurantes, grandes edificios, puentes, etc) le vinculas una idea. Luego, intenta evocar el recuerdo del lugar, junto con el concepto aprendido.

Método acróstico

Este método se trata de tomar las letras iniciales de las palabras, o frases, que necesitas memorizar, y construir con ellas una palabra u oración (ya sea real, o ficticia), que te ayude a recordar con mayor facilidad. Por ejemplo, una lista de ciudades de Perú: Lima, Cusco, Arequipa, Trujillo, Chiclayo, Iquitos, Piura. Creas la frase “La casa azul tiene cuatro inquilinos pequeños”.

También funciona tomando la primera sílaba de las palabras, y construyendo una nueva palabra. Por ejemplo, las fases de la mitosis (división celular) son: Profase, metafase, anafase, telofase y citocinesis. Para memorizarlas puedes inventar la palabra “Promeanateci”. Al separar la palabra en sílabas, es más sencillo recordar todas las fases.

Memorizar con dibujos

Muchas personas aprenden mejor de forma visual, por lo que vincular una imagen al concepto que deben recordar resulta una técnica de estudio bastante efectiva. No es necesario tener gran talento para el dibujo, basta con crear una imagen que puedas entender y explique perfectamente la idea central.

Existen distintas formas de emplear esta técnica. Puedes hacer un esquema o mapa mental solo con dibujos; crear una imagen completa que ilustre todo; construir una especie de historieta que explique el concepto por partes; o simplemente buscar el modo que mejor se ajuste a ti.

Técnicas para estudiar y mejorar el aprendizaje

Además de memorizar, un buen estudiante también debe aprender, lo que significa ser capaz de analizar y aplicar los conocimientos y habilidades enseñados en clases. Esta es una lista de pequeños consejos para mejorar tu capacidad de aprendizaje:

  • Establece tu tiempo de estudio. Haz un horario donde especifiques en qué momento del día vas a estudiar, y por cuánto tiempo. También establece los intervalos de descansos, ya que tu cerebro necesita tiempo para distraerse.
  • Estudia cerca de la luz natural del sol. Elige tu jardín, o una habitación con ventana. La luz del sol favorece tu concentración al leer o escribir. Aprovecha la oportunidad para organizar tu espacio de estudio en casa.
  • Come durante los descansos. Avena, zanahorias, frutos secos, té y chocolate negro, son algunos de los alimentos beneficiosos para tu cerebro a la hora de estudiar.
  • Explica el contenido del examen a tus amigos. Ofrécete como voluntario para explicarle la clase a alguien que no la entienda. De esa forma puedes asegurarte que has estudiado de forma correcta.
Las preguntas y tests, cuestionarios en pareja y hoja en blanco son técnicas para estudiar
Las preguntas y tests, cuestionarios en pareja y hoja en blanco son técnicas para estudiar

Para que puedas comenzar a establecer tus hábitos de estudios, te presentamos algunas técnicas para estudiar e incentivar el aprendizaje:

Preguntas y Tests

Formular tus propias preguntas y tests para medir tus conocimientos mientras estudias, es una excelente técnica para comprobar que estás aprendiendo de verdad, prepararte para un examen oficial y ganar confianza sobre tus conocimientos.

Pon en práctica el método de la autoevaluación cuando hayas revisado todo tu material de estudio, y resaltado lo más importante. Entonces, comienza a formular preguntas que podrían aparecer en el examen. Escríbelas en una hoja, o en tu computadora. Luego, intenta responderlas todas sin consultar tus apuntes, como si estuvieras en una evaluación real.

Cuestionarios en pareja

Estudiar en pareja es muy beneficios. Además de permitirte medir tus conocimientos, te da la oportunidad de debatir y explorar nuevas perspectivas sobre los conocimientos que ya tienes. Por supuesto, debes tener en cuenta algunos aspectos esenciales. En primer lugar, escoger a la pareja adecuada. Puede tratarse de un amigo, que esté motivado por los estudios igual que tú, y con quien te sientas cómodo.

Los cuestionarios en pareja sirven para comprobar qué tanto dominas el tema de estudio. Así que es fundamental estudiar primero por tu cuenta durante algunos días, y después reunirte con tu compañero. Cada uno puede preparar un cuestionario y responderlos juntos, o intercambiarlos. Otra opción es turnarse para hacerse preguntas mutuamente.

Hoja en blanco

La técnica de la hoja en blanco consiste en llenar una hoja con toda la información que puedas recordar, luego de haber estudiado por un tiempo. Usa lápices de colores y resaltadores, escribe y dibuja conceptos, ideas y ejemplos, tanto como recuerdes. No te detengas hasta llenar toda la hoja, o hasta que no puedas recordar nada más.

Luego, revisa tus notas con calma para comprobar que todo lo que escribiste tiene sentido y concuerda con lo que estudiaste. Esta hoja te servirá como material de apoyo para repasar antes de la evaluación. Incluso puedes compartirla con tus compañeros, o revisarla al final del semestre para verificar tus avances.

Técnica de la lectura activa

Este método también se conoce con el nombre de lectura consciente. Tiene el objetivo de lograr que el estudiante lea y, al mismo tiempo, comprenda la información que está leyendo y piense de forma crítica. Cuando puedes entender bien los temas de tus clases, es mucho más sencillo convertir los datos en conocimiento útil.

Si en tus estudios debes leer textos largos, la lectura activa se aplica de esta manera:

  1. Encuentra un lugar cómodo, libre de distracciones. Comienza a leer, pero detente cada 2 o 3 párrafos, y con ayuda de un marcador resalta las ideas principales de lo que has leído. Así podrás revisarlas más tarde.
  2. Hazte preguntas a ti mismo sobre la información que leíste: ¿Qué sucede? ¿Por qué es importante? ¿Cuáles son las causas? ¿Tiene consecuencias?… También puedes anotar las preguntas en una hoja aparte.
  3. Intenta responder las preguntas. Si es necesario, formula las preguntas de forma diferente. Recuerda tomar nota de las ideas más importantes de tus respuestas.
  4. Si te encuentras con alguna palabra que no entiendes, debes anotarla en el margen de la hoja y buscar su significado.
  5. Repite este proceso con el resto del texto, hasta leerlo y revisarlo todo.
  6. Una vez que hayas leído toda la información, haz un resumen de la información. Subraya las ideas principales y agrega todo lo que has comprendido. Puedes usar también dibujo y esquemas. Después, este resumen puedes utilizarlo para repasar antes de la evaluación.

Técnica de lluvia de ideas o Brainstorming

Similar a los cuestionarios en pareja, la lluvia de ideas o Brainstorming es una técnica de estudios grupal, que te ayuda a medir tu preparación, ejercitar tus habilidades de análisis y debate, además de ayudar a tus compañeros con alguna asignatura que les resulte más difícil.

El Brainstorming consiste en reunir un grupo de 4 a 6 estudiantes, y que cada uno tenga la libertad de expresar sus opiniones e ideas sobre un tema de estudio determinado. Para que todo sea más ordenado, puedes hacer algunas fichas con preguntas. Estas fichas se sacan una por una, y todos los integrantes del grupo toman turnos para compartir su respuesta.

Puedes comparar tus conocimientos con los de tus compañeros, pedir ayuda si no entiendes algos, y tomar notas de las ideas que te parezcan interesantes. Por otro lado, es importante que al elegir tu grupo, escojas estudiantes responsables y con gran motivación para el estudio.

Entonces, ¿Cuál es tu técnica para estudiar?

Estas son algunas de las técnicas para estudiar más efectivas y utilizadas. Por supuesto, antes de escoger alguno de estos métodos debes tener en cuenta que cada estudiante es diferentes. Lo más recomendable es probar con distintas técnicas hasta encontrar la que mejor te funcione. Incluso, puedes cambiarlas para ajustarlas a tus necesidades.

¡Cuéntanos en los comentarios qué haces para estudiar mejor!

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Más Universidades

Más Carreras Pregrado

Más Admisiones

Te podría interesar

Inscribete a nuestra newsletter Recibe alertas cuando salgan becas y convocatorias.